Alimentos clave para el desayuno

Por  |  0 Comentarios
Comparte

Cereales integrales

Son fuentes de hidratos de carbono complejos, fibra y minerales importantes como el magnesio, el fósforo y el selenio. Mantienen un nivel de azúcar en la sangre estable y la energía es sostenida a largo plazo.

Compra los cereales menos refinados y evita posibles premezclas. Haz tu propio muesli de avena unido con copos de trigo integral, frutos secos como los cacahuetes, las nueces, las almendras y las pasas.

Cantidad recomendada: 4-10 cucharadas dependiendo del peso, la edad, el propósito y nivel de actividad física.

des

Yogur sin grasa

El yogur es una fuente de proteína de alto valor biológico, pero además, es el mejor alimento para mantener los sistemas inmune y digestivo en  forma. Es una fuente de bacterias que promoverán una flora intestinal saludable, requisito esencial para protegernos contra las infecciones y para garantizar evacuaciones intestinales regulares.

Apuesta por variar el yogur y tus texturas como el natural, edulcorado, o con bífidus.

Cantidad recomendada: 250g Yogur sólido o líquido 180-200ml.

des1

Fruta fresca

La fruta es una fuente sabrosa de vitaminas, minerales, fitoquímicos y fibra. Es decir, todos los reguladores de los nutrientes que tu cuerpo necesita para que  puedas estar siempre en forma. Puedes comerla sin piel, con piel o usarla para zumos.

Cantidad recomendada: 100-200 gr.

des2

Huevo

Si  practicas  deporte con cierta regularidad, el huevo es tu ‘amigo del alma’. Te proporciona una proteína de alta calidad y todos los aminoácidos que tu cuerpo necesita para un buen rendimiento. Además, los fosfolípidos de la yema te ayudan a mejorar la memoria y concentración.

Para aprovechar este potencial come huevo cocido, en tortilla francesa o rotos.

Cantidad recomendada:  1 huevo cocido

Nota: Para un impulso de proteínas más pronunciada, añadir 2-4 claras de huevo.

huevos_duros

Y para un desayuno exprés… 

Sándwiches y zumos de frutas

Utiliza pan integral y si te gusta, escoge uno que tenga semillas o frutos secos ya que tienen algunas grasas saludables.

Cantidad recomendada: 2 rebanadas medianas (25 a 30 g cada una)

Elige una buena fuente de proteínas, por ejemplo, queso fresco y huevo cocido, pechuga de pollo y queso bajo en grasa, salmón ahumado, atún y huevo cocido natural.

Cantidad recomendada: 1 huevo cocido y 1 rebanada (30g) de queso o jamón magro.

Completa el sándwich con una hoja de lechuga y finalmente unas rodajas de tomate.

Elije un zumo 100% sin azúcar añadido y siempre que sea posible.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *