Electroestimulación

Por  |  0 Comentarios
Comparte

Muchas veces el trabajo con electroestimulación está sobrevalorado y se usa de manera incorrecta, en situaciones que no son las adecuadas. Los electroestimuladores “imitan” el proceso fisiológico que se produce cuando se realiza un movimiento en el que el cerebro envía una señal eléctrica al músculo responsable. Tenemos varios tipos de fibras musculares, tónicas (encargadas de hacer movimientos de fuerza y rápidos, como el bíceps) o fásicas (responsables de mantener nuestra postura corporal, como los erectores de la columna).

Con esto queremos decir que para el uso de aparatos de electroestimulación debes tener en cuenta tu metabolismo, el tipo de fibras musculares que posees, y la velocidad de contracción de las mismas, con el fin de elegir los mejores parámetros y el programa adecuado para la consecución de tus metas.

elec2

Los electroestimuladores bien usados pueden ser un complemento ideal para tu entrenamiento, y para favorecer tu recuperación. El trabajo de fuerza puede ser eficazmente completado, así como para preparar los músculos para su posterior estiramiento, y también para proceder a la descarga muscular. Lo ideal es seguir la instrucciones de uso, pero mejor aún es consultar con tu fisioterapeuta o masajista habitual, ya que él sabrá a la perfección el programa que te será necesario.

Hoy en día puedes encontrar un gran abanico de gamas y precios, donde destaca la marca Compex, pero tienes en el mercado gran variedad de modelos y precios muy asequibles.

elec

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *