Pesas y corredores: ¿Buenos amigos?

Por  |  0 Comentarios
Comparte

Muchas veces creemos que las pesas solo valen o solo se utilizan en deportes explosivos, y que dentro del atletismo son la utilizan los velocistas, saltadores y lanzadores. Habitualmente los atletas de fondo amateurs obvian el entrenamiento con pesas, o simplemente no lo hacen ni han probado a hacerlo.

Comenzar con las sesiones de pesas es duro ya que los efectos son poco agradables. Pierdes algo de sensaciones al correr, muscularmente estás algo más hinchado y cuando sales a rodar vas más pesado.

corr3

MÁS MÚSCULO Y MENOS GRASA

Todo esto es normal. Se gana peso porque se construye músculo, y la apariencia es mejor porque hemos perdido grasa. Cuando vas pesado y sientes las piernas “congestionadas” eso es por la carga de trabajo que llevas acumulada. Una vez tengas asimilado tu trabajo, las piernas volverán a ir como antes. La sensación de pesadez al correr y de hinchazón en las piernas se debe al cansancio por el trabajo realizado. Una vez que se asimila vuelven las buenas vibraciones y los rodajes se hacen mucho más rápidos. Lo mismo ocurre con las competiciones, que recuperarás tus mejores ritmos y los mejorarás incluso.

Cuando debes incluir las pesas en tu plan de entrenamiento es al principio de la temporada, en las fases de carga y ritmos lentos. Así ganarás más potencia en esa etapa para cuando lleguen los entrenamientos específicos, aplicarla. Una buena planificación para una temporada sería comenzar con una etapa de asimilación de la fuerza de 4 semanas, otra de hipertrofia de 4 semanas, una más para trabajar la potencia durante 4 semanas, y después de esto organizar una serie de test y dependiendo de la modalidad deportiva, pues trabajar fuerza resistencia, velocidad o incluso la fuerza máxima.

Debes siempre dividir tu temporada en ciclos. Por ejemplo para preparar un maratón deberías hacer el primero de acumulación con mucha pesa, rodajes suaves y largos y ejercicios de técnica; un segundo ciclo en el que comiences a buscar la forma deportiva y acumular ritmo al que vas a competir. Aquí las pesas deben ser trabajando la fuerza y la potencia y las sesiones van acortándose en el tiempo. En el tercer ciclo dejamos las pesas para cosas esenciales como no perder demasiado tono o compensar, y nos dedicaremos exclusivamente a la fase competitiva. Es la hora de buscar marcas.

fond


Beneficios del trabajo con pesas

– Mejoran la fuerza, la potencia, la velocidad, la resistencia y la elasticidad muscular.

– Mejoran la calidad muscular que estimula la potencia aeróbica.

– Mejoran la capacidad y condición física general.

– Evitan y previenen lesiones musculares y óseas.

Permiten al músculo aprovechar el trabajo aeróbico con más eficiencia.

– Que llegues mejor al final de cualquier prueba en la que participes, y por lo tanto que mejores tus propios tiempos.

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *