¿Qué podemos hacer para proteger las articulaciones?

Por  |  0 Comentarios
Comparte

Si eres deportista y tus rodillas sufren un desgaste importante, o si tienes más de 40 años y empiezan a dolerte… ¡Es el momento de cuidar tus articulaciones! Lo podemos hacer adaptando nuestra alimentación o utilizando ciertas moléculas que estimulan la síntesis de cartílago.

Dolor articular  como proteger las articulaciones

Cuidando las articulaciones desde la mesa

Aunque parezca mentira muchos de los problemas de cansancio, regeneración, etc, los podemos solucionar en parte con pequeños cambios en nuestra alimentación diaria. Buscando un cuidado tanto de los huesos como del cartílago.

Para tener unos huesos fuertes necesitamos nutrirlos, tomando alimentos ricos en calcio. Por ejemplos lácteos y derivados, verduras como: acelgas, espinacas col, cebolla, brócoli, grelos. Legumbres: garbanzos, judías blancas, lentejas. Yema de huevo y frutos secos.

Para que el calcio se absorba es necesaria la Vitamina D, ésta se sintetiza por la piel en contacto con la luz del sol y a través de alimentos que la contengan. Principalmente pescado azul y yema de huevo. A parte, podemos encontrarla en alimentos que enriquecen con Vitamina D como margarina o algunas leches.

Se ha demostrado que la Vitamina C y otros antioxidantes reducen la progresión del desgaste articular y el dolor. Se encuentran en todos los cítricos: naranja, limón, mandarinas, fresas, kiwi, e incluso en el tomate, que tiene una gran cantidad de vitamina C en crudo (en el momento que lo cocinamos la vitamina C a altas temperaturas se desnaturaliza). Y también podemos encontrarlos en los pimientos crudos, brécol o perejil.

Por último, otros de los alimentos que tenemos que tener muy en cuenta son los que contienen Omega 3, unos ácidos grasos que tienen muchas propiedades, entre ellas tiene efecto antiinflamatorio, ya que modula los procesos que cursan con inflamación.

Por ejemplo, los ácidos grasos Omega 3 (EPA y DHA) sirven como precursores directos de prostaglandinas, moléculas que ayudan a reducir la inflamación y a mejorar el flujo sanguíneo. Por lo tanto es muy importante tomar pescado azul unas tres veces en semana, y tres nueces todos los días por ejemplo.

Las carnes y derivados son una de las fuentes principales de proteínas y a su vez de aminoácidos necesarios para la síntesis de colágeno; y el magnesio y el azufre, presentes en cebollas, espárragos, ajos o puerros, son indispensables para unas articulaciones sanas.

¿Qué productos farmacéuticos nos pueden ayudar a proteger nuestras articulaciones?

Por otra parte, también podemos encontrar para nuestro cuidado articular diferentes preparados a base de colágeno o precursores de colágeno y ácido hialurónico en nuestra farmacia habitual.

Los laboratorios hidrolizan el colágeno,  lo “cortan” en trocitos para favorecer la absorción, una acción que está presente de forma natural en nuestro cuerpo en todo proceso de digestión, ya que las proteínas se hidrolizan en aminoácidos que luego serán absorbidas por nuestro cuerpo para sintetizar las proteínas necesarias; al igual que ocurriría si incrementamos el consumo de los alimentos que antes hemos comentado. Para que sea realmente eficaz la toma de estos preparados, nuestro cuerpo necesita ingerir una cantidad mínima de 10 gr. de colágeno.

En cambio, los productos precursores del colágeno como el Cóndroitin y la Glucosamina tienen una absorción altísima y al ser precursores hace que nuestro cuerpo sintetice los componentes del cartílago, el ácido hialuronico y el colágeno. Un estudio publicado en la revista Scientific Reports, publicó que ambos precursores asociados se potenciaban y demostró su eficacia antiinflamatoria y regenerativa a nivel de cartílago .

Y tú, ¿cómo cuidas tus articulaciones?

Este artículo ha sido escrito por Farmacuidados.com, farmacia online con gastos de envío gratuitos a partir de 60€. Si quieres saber más sobre cuidados, salud y nutrición visita su blog.
Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *